Culpa…

Te vi partir en el tren de las diez…

Te vi llorar en el jardín de mi madre…

¿Qué sucedía?

¿Por qué lloraban tus ojos?

¿Quién había sido tan canalla para romper tu corazón?

¿Acaso fui yo?

Si. Yo más que nadie sabía que te sucedía.

Aquella mañana te deje partir en ese tren…

¿Cómo iba yo a saber que eras tan débil?

¿Cómo iba yo a saber que era la tercera vez que rompían tu corazón?

¿Cómo iba yo a saber que sería la última vez que te iba a mirar?

¿y cómo iba yo a saber que esa mañana habías decidido tirarte del tren?

(copyright)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s