Agustín (Moraleja)

 

aac3f32s-960

Agustín era un muchacho que creció en el pueblo muy sano en ese tiempo sin embargo, a los 17 años decidió cruzar la frontera y lo logró pero con el paso de los días se olvidó de sus padres en el pueblo, años después Agustín regresó al pueblo era un hombre totalmente distinto, con una mirada diferente a la de aquel joven alegre que un día fuera y con una enfermedad: alcoholismo.

Por las tardes bebía y bebía y siempre en sus borracheras decía que en cuanto se murieran sus padres iba a vender el ganado y las tierras que sus padres poseían sin importarle el paradero de la tía Remedios que era quien se encargaba de cuidar a los viejecillos. Así pasaron varios meses y Agustín seguía en la misma posición y obviamente con su enfermedad, varas ocasiones lo internaron en centros de rehabilitación sin tener buenos resultados. La tía era una mujer que se preocupaba por el a pesar de sus majaderías. Una noche Agustín bebió y bebió hasta quedarse dormido para no despertar. Al día siguiente la tía Remedios hizo todo para moverlo, rápidamente llamó a un doctor, pero lamentablemente este se ahogó. Los vecinos se preguntaban que había sucedido y el doctor por fortuna les explicó lo que sucede cuando una persona alcoholizada duerme en cierta posición.

Moraleja: Nunca decir a mí ni me va a pasar eso, por joven que seas la muerte no hace diferencias: para ella todos somos iguales.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s