Mar perdido (Fábula de los sueños)

sirena

Viajé en el tren que volaba por los mares perdidos, personas con cuerpos de sirenas existían en aquel lugar, bajé de aquel tren y pude tocar el agua cálida. Al pasar miraba rostros diferentes al mío, el cuerpo de aquellos seres era color azul, sus rostros como el de bellas sirenas con dulce mirada, al seguir mi camino por el extraño lugar, todos me miraban tapándose sus cuerpos, sus largas cabelleras rubias eran como el oro, sus ojos brillaban aún más con la suave brisa que caía en aquel mar.

Era un mundo diferente al mío: las personas eran tan diferentes a mí, seguí volando y por un momento  me detuve a observar a un hombre imponente con cabeza de pez azulado, también me miraba, en su mano derecha cargaba un cetro de oro, apuntó hacia mi cuerpo y me transformó en sirena azulada, mis ojos eran brillantes, el imponente hombre caminó tomando mi mano.

Nos sumergimos en las tibias aguas, llegando a un plateado castillo con coloridos peces, delfines y estrellas de mar, uno de los delfines abrió una almeja blanca y la transformó en cama.

Un príncipe había encontrado en aquellas aguas, sujetó mis brazos y se recostó en la almeja junto a mí, dormiríamos en paz para toda la eternidad éramos dos almas muertas en una ilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s