Ambigüedad y recuerdos

Dreams.jpg

¿Y qué hay de los que no saben hacia dónde ir? Si hasta las aves que no parecen tener dirección alguna dirigen su vuelo con confianza, ¿acaso inconscientemente? Ni lo sé y el salmón sabe el trayecto que tiene que llevar a cabo antes de morir en el fontanar que ve nacer a miles de ellos.
A veces, la ambigüedad no se va de mi mente, amarga mi presencia y mi raciocinio en este rincón al que no pertenezco. Pero a pesar de todo, esta tarde sentí en mi cuerpo una benévola bienvenida después de 4 años me alejé de ti sin adiós, es bueno volver a tu lado incluso, más atrayente sentir el terso céfiro en mi rostro opacado por el tiempo. Como siempre tus tersas olas guarecieron mi cuerpo. Aguardamos en el silencio tajante donde sólo existe el fragor de tus olas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s