Una vez

5c13f45ed40d9a7bd9b0d79a0132d8bc--gothic-artwork-the-dark-side

Una vez me amaste y yo te veneraba, una mañana zarpaste con el corazón colgado a tu hombro.
Eras como un diminuto demonio disimulado de ángel.
Desde ese día me volví distante e insensible como el hielo, pensaste que con tus reveses moriría de amor.
Pensaste que con tu juego yo estaría disimulada de opacidad.
Infortunadamente en aquel entonces si estuve tirada en el asfalto agonizando de melancolía. Lo que son las cosas el tiempo ha pasado y exclusivamente tengo recuerdos de aquel gélido e ilusorio amor. Un ángel vino y tomó mi mano, sus ojos eran fulgentes como los tuyos, sólo que tú emanabas vileza. Ese ángel me desveló una escena que estremeció mi piel: tú eras el protagonista, suplicabas a un amor que te despreciaba con su altivez y su pretensión. Entonces me pregunté dónde quedaba aquel gélido hombre que una vez fuiste, quizá el tiempo te cobró muy caro, a veces sueño que te encuentro en la calle con un rostro decadente por la propia altivez que diseminaste en tu alma.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. brielacloud dice:

    Que profundo♡
    Me gustó mucho!
    Felicidades en serio que te quedó genial!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s