Compañía de los petirrojos

de frente petirrojo (2).jpg

Los petirrojos siguen acantonados en el nogal interpretando una melodía nostálgica y yo sigo bañando mi alma con lágrimas cuando tu voz se quiebra como el cristal que está listo para cortar corazones sin piedad.
Añoro los años en que yacía solitaria en mi vida temeraria como las hojas que van y vienen sin rumbo.
Los petirrojos han venido a posar sobre mi hombro y beben las gotas del hontanar que brota de mis ojos. No siento nada sólo temor y deseos de no ver al mundo.
A la confusión yo suplico visite otros lechos negros donde podrá alimentar su orgullo y vanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s