Campo de batalla

3c04bab09b019ded7d31fae4d3017b97.jpg

El fuego de tus palabras abrasó mi cuerpo y mi espíritu, en tu alma no hay silencio excepto vestigios de tu propio miedo. No es a mí, a quien remites palabras, es tu dolor el que está hablando por ti ese que te mata por dentro, te miro y tratas de ocultarlo con una mirada fría en tu rostro, una mirada sin ningún interés en el dolor de los demás. ¿Egoísmo? Acaso es la palabra más pertinente para ti. Cada ser humano decide qué posición asir en este campo de guerra llamado la vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s