Las espinas de las rosas

bbb.jpg

Ratifico sentir cuando palpas el sonido de tu guitarra, puedo escuchar y sentir a través de ese hermoso y a la vez desolador blues.
¿Acaso tú escondes soledad?
No.
Son las trampas que tu corazón obstinadamente ha puesto en tu recorrido. Es cierto que nadie elige donde nacer, pero si por dónde caminar, no es tu responsabilidad porque hasta mi camino se tapiza de rosas blancas que saben muy bien cómo ocultar sus espinas.
La felicidad no es para nadie a no ser que estés dispuesto a sangrar en cualquier instante. Algunos caminan sin darle importancia a esas hermosas rosas blancas, otros pocos tratan de esquivarlas. Con todo es inevitable tomar precauciones, las espinas siempre están al acecho muy bien ocultas en alguna hermosa rosa blanca.
No llores por favor, sé que ya has aprendido a caminar con la sangre entre tus dedos, sé que ese dolor no es más fuerte que el que aguardas en tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s