Luna resplandeciente.

images

Eran las 2 a.m. y un aire fresco brotó, sentí tu suave piel tocar la mía,
la lluvia comenzó a caer de tu cuerpo desnudo. Tus tersos y vivificantes labios que ardían a la luz de las velas, tocaron los míos.
La luna resplandecía sonriente como un pequeño hilo fulgurante por la ventana. Abrazaste mi alma, finalmente, me tomaste entre tus brazos y me pediste que bailara contigo un blues, que hacía mucho tiempo ni escuchaba,
lloré sin contenerme y tú me decías que ni era para tanto, me vestí con el ligero vestido que yacía sobre él buró y salí de allí,
corrí por las calles de la ciudad sabía que ni me ibas a seguir, esa noche el amor se terminó o nunca existió.
Tú también recordaste la noche en que me encontraste en aquel bar, llorando por ese amor que me plantó para irse a cantar ese blues que tanto despreciaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s