Ven a mi poesía de mi alma

¡Poesía mía no me desampares! ¡poesía mía quiero que me perdones! Deja que tus letras sigan penetrando a mi alma, no desampares mi lecho. Y tú te vas sin decir adiós, no puedo escribirle a lo que es trivial, necesito el combustible de tu remolino atronador de letras. Los días son monótonos, sin sentido alguno,…

El viejo árbol de mango

La calle de las flores solía estar tapizada con el fruto de los ciruelos, en aquel entonces la calle parecía estar tapizada con un amarillo tenue, todavía lo recuerdo. Hace unos días volví y no vi más el fruto de los ciruelos que embellecía la calle, las personas que conocí se habían ido, me dirigí…

Funde tu espada en mi corazón

  Trato de oprimir mis lágrimas en la poesía, porque el viento no siempre está en mi protección y me pregunto cuál es la razón, por favor quiero que penetres tu espada en mi corazón, así voy a dejar de ser, este lugar no tiene respuestas, pero si tiene miles de bofetadas, listas para acomodarlas…

Hilo negro

    ¿Qué quiero escribir? -Nada ¿Qué quiero sentir en mi corazón? -Nada, quiero que permanezca frío como el agua del ártico. ¿Qué siente mi corazón? -Sólo soledad y apatía. Cuando los días pasan sin que nada suceda, la esperanza se desvanece, y la magia se convierte en humo que se esfuma por los huecos de…

Amado mío

Mi piel se erguirá cuando vuelva a tocar, tus labios satinados en el cielo. Cunde la soledad desde que has partido. Cuando por fin creí tenerlo todo, la vida llega con su furor, ella es como un cubo de agua fría que vendrá a recordarnos que nada de lo que llamamos amor nos pertenece, es una…

Irse de aquí

Las palabras son como el humo porque simplemente se esfumarán para siempre. La vida es como el viento que viene y se va, nada podemos llegar a ser, en este lugar. El amor es fugaz, como el polvo que es barrido a la nada. Hasta los remolinos y tormentas vienen y se llevan lo que…

Espada de metal

  Quiero ser como el acero de la espada implacable, donde la mala fe saldrá volando en cenizas, mi cuerpo hecho de metal fundido en el fuego, mi guitarra dará un sonido atronador a oídos de los infames que se posen a mi lado. Las voces en el silencio saldrán a la luz, mirarán por primera…

No lo hagas

No solloces sobre mi rosa que ella comenzará a sollozar contigo. No te mofes de mi afecto que yo no me mofo de tu petulancia. No me des un abrazo ineludible, porque no lo deseo. No me beses tratando de aliviar tu culpa. Pero sí, escucha a tu corazón palpitar, ya que será el único…

La rosa en el agua

  Eres el amor andante, ese que busca cada rayo de sol radiante. Eres como el zafiro tan brillante y precioso que por eso cada amanecer, eres acosado. Hombre valiente que ha venido del oriente como los bellos jazmines, en ese barco lleno de ilusiones y esperanza, por eso desde que te vi yo no…

Mátame sin clemencia

Asesíname con tu silencio, ese que prácticas cuando sueles irte. Asesina sin clemencia mi corazón y cada parte de mi espíritu, sólo tú sabes hacerlo querido amor. Acabas con todo lo que hay a tu paso con tu mejor aliado que son tus palabras soeces, esas que sabes utilizar si es menester acabar conmigo. ¡Me dices…

Simplemente

  No se necesita a un amor a tu lado, si te amas a ti mismo. Y n se necesita a un amor si no te aman. La gente hueca, es hueca de por sí, porque cierta frase dice: “no le pidas peras al olmo” Porque cuando ese alguien te ama, no cuestiona tu belleza…